‘HIERRO’, DE ORIGEN CANARIO

‘HIERRO’, DE ORIGEN CANARIO

Redacción Laura Beatriz Conde @LauraBeConde

      gestion@360periodismo.com 

El archipiélago canario es uno de los destinos preferidos de las productoras de cine

 

El archipiélago canario es uno de los destinos preferidos de las productoras de cine, tanto a nivel nacional como internacional. La gran variedad de paisajes y escenarios naturales con los que cuentan cada una de las islas han hecho posible la recreación de escenas que combinan playa y bosque o vida terrestre y vida submarina. ‘Furia de Titanes’ (2010), ‘Fast & Furius 6’ (2013), ‘Exodus’ (2014), ‘Aliados’ (2016) y ‘Jason Bourne’ (2016), son algunas de las grandes películas que han grabado, parte de sus escenas, en las islas.

Sin embargo, a mediados del año 2018 comenzó a grabarse una serie que reuniría todas las singularidades de Canarias. ‘Hierro’ es una serie que podría catalogarse de origen canario, ya que todas sus escenas son grabadas, mayormente, en la isla de El Hierro. Además, cuenta con algo que ha hecho que las críticas sean favorables y, también, cautive a los espectadores: actores canarios.

Esta serie creada por Pepe Coira y dirigida por Jorge Coira, con Alfonso Blanco de Portocabo como productor ejecutivo, sorprendió a todo el mundo al ser una grabación que muestra todas las singularidades del isleño y de su vida. Al margen de la historia, el acento es uno de los grandes protagonistas al contar con su mayoría de actores de origen canario. Los paisajes de las islas y las peculiar forma de vivir de los habitantes, causó una gran curiosidad entre los espectadores.

Por ello, para los canarios, el sentimiento permanente desde que la primera entrega se estrenó el 17 de junio de 2019 fue, orgullo. Un gran número de países del mundo han podido conocer, de manera honesta y objetiva, las peculiaridades de una de las islas. La aceptación de la primera entrega fue buena y las críticas muy positivas. Por ello, la segunda entrega, estrenada el pasado 19 de febrero de 2021 en Movistar, se esperaba con ansias entre de los más fanáticos.

El árbol Garoé. Icono de la serie y de la propia isla de El Hierro. Fuente: Movistar+

 

‘Hierro’

La historia sucede en un lugar remoto y aislado: la isla de El Hierro. Por distintas razones, en esta pequeña isla acaba la protagonista, una jueza (interpretada por Candela Peña) que choca rápidamente con los modos y costumbres locales.

El hecho de que la jueza, que tiene un gran poder, sea ajena a la isla, hace que su contacto con los herreños no sea de los más agradable. Se crean muchas discrepancias entre ella y los lugareños, especialmente en el curso de la investigación de un asesinato, donde sus actos empiezan a provocar reacciones negativas y de disconformidad.

En esta primera entrega no solo hubo un asesinato, pero la trama giró en torno a uno: el de Fran. Fran fue hallado muerto el día de su boda y el principal sospechoso era el padre de la novia: Díaz. Díaz (Darío Grandinetti) es uno de los personajes más poderosos de la serie. Es el clásico malo que controla el narcotráfico de la isla y un tipo de cuidado. Él se convirtió en el gran cómplice accidental de Candela, ya que pasó a ser el primer interesado en colaborar, puesto que él no era el verdadero culpable. El pulso entre los dos hizo que la trama fuese aún más interesante.

Gran parte de los personajes cobraron importancia en la investigación, ya que todos tenían algo que contar o decir del asesinado y, por supuesto, todos tenían su teoría. Finalmente, tras varias acciones torpes del asesino, se descubre que fue uno de los amigos de Fran, Daniel (Saulo Trujillo). Lo que queda claro en esta entrega es que de manera directa o indirecta, todo el mundo sabía algo, pero al mismo tiempo no. En una isla tan pequeña y de la cual no puedes escapar, es muy difícil que no salga la verdad a la luz.

La interpretación de Candela Peña fue deslumbrante. Tuvo prácticamente todo el peso de la serie en sus hombros y, por lo tanto, era el foco de atención en cada capítulo. Cabe destacar también la actuación de Saulo Trujillo, quien realmente hace que el espectador pueda llegar a tener un debate mental entre el odio y la pena, ya que te crees en todo momento su estado anímico y se aprecia que no es un mal chico, pero ha errado en sus actos en un principio y esto ha producido una serie de acciones encadenantes muy negativas. Sin duda, se trata de la investigación de un asesinato, cuyo foco inicial se centra en el asesino perfecto, pero en cambio termina siendo el más torpe.

 

El viaje a ‘Hierro’, no termina

‘Hierro’ vuelve, con una segunda temporada de seis episodios en vez de ocho, pisando más fuerte que nunca. Candela Montes (Candela Peña), sigue siendo la gran protagonista de la historia. Solo podemos encontrar algo que pueda hacerle sombra y se trata de la propia isla y sus paisajes. En esta segunda entrega se hace más notorio los distintos parajes de El Hierro y las pequeñas cosas que forman parte de la cultura canaria.

En cuanto a la trama, principalmente no es un nuevo asesinato, sino las consecuencias de los aspectos sin cerrar de la primera temporada, a lo que se suma un caso de custodia de unas niñas. Sin embargo, sí habrá algún asesinato a lo largo de la historia y estos darán un giro a la trama. Por lo tanto, en esta segunda entrega veremos problemáticas más domésticas, tanto por la custodia de la familia, que provoca que haya un enfrentamiento familiar, como por la vida personal de la propia jueza.

Entre los personajes que ya conocemos, veremos a una Candela Montes más entregada que nunca. Está adaptada a las costumbres de la isla y a su gente, lo que provoca que en cada decisión que tome haya emociones de por medio. También está con fuerza Díaz (Darío Grandinetti), quien se muestra más valiente que nunca, queriendo resolver los errores del pasado para así mantener aquello que más quiere a salvo. Cabe destacar la importancia que cobra Cabrera (interpretado por Norberto Trujillo), personaje fundamental en la trama. Cabrera te hará dudar en todo momento y hará que la trama sea totalmente diferente a la de la primera temporada.

La incorporación de nuevos personajes ha sido fundamental. La llegada de un actor con una increíble carrera cinematográfica como Matías Varela, quien interpreta a Gaspar Cabrera, padre de las niñas, ha sumado de manera muy positiva. Te crees en todo momento su personaje y cautiva con su forma de ser tan descontrolada y directa. También, entre las nuevas incorporaciones, destaca Enrique Alcides (Fadi en la serie) e Iris Díaz (Sargento Cruz en la serie).

Ellos dos son el contraste del bien y del mal, muy bien interpretados. Una diferencia con respecto a la primera temporada, que puede catalogarse como muy positiva, es que en cada capítulo hay un personaje que cobra importancia y eso hace que todos, en conjunto, sean fundamentales para el avance y desenlace de la trama.

Sin duda, la segunda temporada de ‘Hierro’ es diferente a la primera, pero doblemente mejor. Además, es muchísimo más emocional y hace que el espectador ponga en tela de juicio ciertos valores, entre lo que está bien y lo que está mal y lo que se debe hacer y lo que no. Una serie que se nota que ha apostado por la naturalidad y por los pequeños detalles. Una serie cinco estrellas.

 

Canarias, destino idílico

Canarias se caracteriza, entre otras cosas, por tener una gran variedad de paisajes, los cuales se pueden apreciar en cada una de las islas. Incluso dentro de una de estas, a pocos kilómetros de distancia, encontramos entornos de lo más diversos. Del monte al mar se puede apreciar espacios volcánicos, verdes y paradisíacos. De esto son conscientes los propios canarios, que sin duda se sienten afortunados de vivir en, tal y como ellos lo llaman, “el paraíso”.

También se hace notorio el hecho de que Canarias sea un destino idílico para quien quiere pasar sus vacaciones. A principios del año 2020, antes de que la Covid-19 azotara el mundo, Canarias se encontraba entre los diez destinos más valorados por los viajeros. De hecho, TUI Holiday Atlas Summer 2021, publicó que Canarias se encuentra entre uno de los destinos favoritos, para los europeos, de cara a este verano 2021. Por todos estos motivos, Canarias ha estado muy presente en el mundo cinematográfico en la última década.

  UN IMPUESTO EDULCORADO

UN IMPUESTO EDULCORADO

Por Gabriel I. Redinciuc

    gestion@360periodismo.com 

Se conocen de sobra los problemas de salud que causa el consumo excesivo de azúcar y el Archipiélago quiere tomar conciencia y unirse a Cataluña en una iniciativa que consiste en gravar la bollería y todas las bebidas azucaradas.

El 1 de mayo de 2017, la Generalitat de Catalunya informaba mediante un comunicado oficial en su página web de la entrada en vigor del impuesto sobre bebidas azucaradas envasadas.

Según el artículo 72 de la Ley, “serán gravadas las bebidas que contengan edulcorantes como el azúcar, la miel, la fructosa, el jarabe de maíz, la sacarosa, el néctar o el jarabe de arroz, entre otros”, tal y como publica el Gobierno catalán.

Por tanto, además de refrescos y sodas, líquidos como los jugos de frutas, bebidas deportivas, energéticas, cafés o las leches endulzadas, también están sujetas a este impuesto.

La contribución que los habitantes de Cataluña tienen que pagar por cada uno de es- tos productos que consumen a partir de esa fecha se establece en función del contenido en azúcar de estos.

Así pues, las bebidas con más de ocho gramos de azúcar por cada 100 ml, aumentarán su precio 0,12 euros por litro, mientras que si la cantidad oscila entre los 5 y los 8 gramos, el incremento será de 0,08 euros por litro.

Una de las Comunidades Autónomas más prósperas de España ha sido la primera del país en dar el paso. No obstante, otra ha querido seguir los pasos de Cataluña y sumarse a esta iniciativa que tiene dos vertientes: una que vela por la salud de la población y la económica. Esta otra es Canarias.

En febrero de 2018 el Gobierno de Canarias tomó cartas en el asunto y, tras un pleno en el Parlamento de Canarias se ha solicitado por unanimidad al Gobierno regional la implantación de un impuesto que grave tanto las bebidas refrescantes hipercalóricas, como los productos con alto contenido en grasas saturadas.

Francisco Déniz, diputado regional de Podemos y uno de los principales partidos impulsores de la medida en las Islas explica por qué esta no es mera- mente recaudatoria. “El objetivo principal de esta no es recaudatorio, sino incentivar a la población hacia el cambio de hábitos de consumo alimentarios.

En primer lugar hay que problematizar la cuestión a ojos de la opinión pública, y eso es lo que pretendemos”. El diputado también aclara que se trata de un aumento de precios “simbólico”, pero que resulta “necesario para disuadir a las personas para que no ingieran esos alimentos”.

En el caso de Cataluña, la previsión de la Generalitat es de un ingreso anual de 40 millones de euros, cantidad que no dejan claro cómo se va a repartir. Por otro lado, en Canarias, Déniz estima una recaudación de “entre 10 y 15 millones”.

Según datos manifestados en el Parlamento, el dinero se repartiría de manera que “el gobierno destinaría el 75% de lo recaudado a la sanidad, especialmente a la infantil, el 15% para la investigación sobre salud y alimentación, y el 10% restante en campañas de sensibilización favorables a una dieta saludable, al consumo de productos locales y a la prevención”.

 

Francisco Déniz aclara que se trata de un aumento de precios “simbólico” para disuadir a las personas para que no ingieran esos alimentos.

 

A efectos de conseguir la disminución de la ingesta de azúcar, España se ha sumado a iniciativas ya emprendidas por otros países durante estos últimos años. El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad informó en marzo de 2016 acerca de la imposición de un impuesto semejante en el Reino Unido.

El gravamen entraría en vigor a partir de abril de 2018 y tendría unas características y unos objetivos similares a los que se plantean en España. La medida velará por reducir la obesidad infantil, así como los costes en sanidad que se producen a raíz de ello.

Desde el punto de vista fiscal, “se deberá pagar una tasa para aquellas bebidas con más de cinco gramos de azúcar por cada 100 mililitros y aquellas que superen los ocho gramos por cada 100 mililitros pagarán una mayor tasa”, tal y como declaró el secretario del Tesoro británico, George Osborne, para el Ministerio.

Entre las otras naciones que se han acogido a esta medida se encuentra México, siendo uno de los que mejores resulta- dos ha experimentado. Según el portal digital gastronomíaycia, “entre el 2015 y el 2017 el impuesto logró provocar una caída del 5,5% del consumo de refrescos el primer año y un 9,7% durante el segundo”.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que si disminuir el consumo de productos con alto contenido en sacarosa no es uno de los principales objetivos del impuesto, debería serlo.

“La ingesta de azúcares libres, entre ellos los contenidos en productos como las bebidas azucaradas, es uno de los principales factores que está dando lugar a un aumento de la obesidad y la diabetes en el mundo. Si los gobiernos gravan productos como las bebidas azucaradas pueden evitar el sufrimiento de muchas personas y salvar vidas.”, apunta el Dr. Douglas Bettcher, Director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles de la OMS.

Según estadísticas publicadas en 2014 uno de cada tres adultos (39%)sufría de sobrepeso”. Asimismo, “más de medio billón de adultos” era obesa en la fecha de publicación de esos datos.

 

En 2015 se estima que «42 millones de niños tenían sobre peso o eran obesos.

 

En 2015, se estima que “42 millones de niños tenían sobrepeso o eran obesos”. Los continentes con más niños afectados, con- forme a las estadísticas, son Asia (48% del total) y África (25%). Por último, las cifras de los diabéticos también han aumentado de manera drástica, siendo 108 millones los afectados en 1980 frente a los 422 millones en 2014.

Asimismo, la organización se ha pro- nunciado con respecto a las posibles medidas scales que se podrían tomar al respecto. En 2016, la OMS emitió un informe titulado Fiscal Policies for Diet and Prevention of Non communicable Diseases en el cual exponía dichas medidas. Además, puso como ejemplo a todos los países los casos de México, donde el impuesto funciona desde el 2014, o el de Hungría, donde se implantó en 2011.

Estos son los datos que se pretenden disminuir con la introducción del impuesto. Sin embargo, Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS, manifiesta que los efectos del azúcar sobre la salud “solo se podrán combatir en el marco de una política amplia de hábitos saludables que incluya la alimentos, el deporte, la actividad física etc., así como con formación para adquirir dichos hábitos».

El significado de esto es que desde su perspectiva, el impuesto no está destinado a erradicar las patologías producidas por el edulcorante y que las “medidas aisladas y centradas en un solo elemento son totalmente ineficaces”.

Además, apoya la visión de que el tributo es una medida recaudatoria en “la falta de una campaña de información ciudadana sobre la obesidad y fomento de hábitos de vida.”

En referencia a los posibles beneficios e inconvenientes del tributo sobre el azúcar, García Magarzo sostiene que “las medidas impositivas sobre el consumo rara vez aportan beneficios ya que suponen una contracción del consumo y, por lo tanto, de la actividad económica de los sectores afectados”.

En contraposición a estas a afirmaciones, Déniz no cree que la medida perjudique “en absoluto” la actividad de las empresas y alega que “las empresas productoras o envasadoras de este tipo de productos tienen que tomar con- ciencia de que se puede obtener el mismo beneficio reduciendo la cantidad de azúcar”.

El diputado de Podemos también hace hincapié en la efectividad del impuesto comparando los datos de los países nórdicos en los que la medida ya está en marcha.

“Los resultados han sido increíbles y, como afirman prestigiosas revistas de medicina, los impuestos, aunque sean simbólicos, como es este caso, repercuten en la eficacia de la medida”.

Teniendo en cuenta que Canarias tiene un índice de pobreza tan elevado (el 44,6% de la población está en riesgo o exclusión social), y que el consumo de alimentos poco sanos es directamente proporcional a la capacidad adquisitiva del consumidor, el Archipiélago tiene un problema añadido que es necesario resolver.

Déniz resume esta situación afirmando que “en una región con sueldos muy bajos- cuando se tienen- y con la cesta de la compra más cara, al menos un 70% de la población no pueden comer sano.

A mucha gen- te no le queda otra alternativa que la comida barata, hipercalórica, engordante, procesada, desnaturalizada a base de añadirle barbaridades de azúcar, grasas saturadas y sal. En suma, la comida basura. No come sano el que quiere sino el que puede.”, concluye el diputado.

Autora: Rita Robaina

LA ARENA DEL VECINO

Por: Natalia G. Vargas (coordinación), Texeneri González, Itziar Perc y Andrea Dominguez

    gestion@360periodismo.com 

27 de noviembre de 2017. 7.25 de la mañana. El Dura Bulk está atracado en la Dársena Pesquera del Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Ninguna autoridad recibe al barco y el muelle está casi desierto, a excepción de un par de trabajadores y una pequeña tripulación procedente de Cuba operando en el barco de bandera panameña. Desde lejos se puede observar el interior del buque donde se acumulan grandes montañas de arena dorada que completan las 3.007 toneladas de su capacidad de carga.

A las 18:14 de la tarde se percibe mayor movimiento. Una enorme grúa amarilla traslada la arena desde el barco hasta un espacio vallado en el que este material sobrepasa los tres metros de altura. Una tolva negra oculta gran parte del espacio que está al otro lado. Dos estibadores observan con indiferencia una actividad que parece rutinaria y comentan que es probable que esta arena ¨venga del Sáhara¨. Tras descargar toda la mercancía el Dura Bank se aleja de Canarias para volver a la capital del territorio ocupado por Marruecos y continuar siendo el vehículo de un comercio de mercancías que choca con la normativa internacional.

Esta es la décima ocasión en 2017 que el Dura Bank llega a la isla procedente de El Aaiún, según el registro histórico de escalas de la Autoridad Portuaria. Si en todas las ocasiones se completaba su capacidad de carga, Tenerife recogió el último año 30.370 toneladas de arena importada desde el puerto de El Aaiún. Sumando todas las escalas registradas desde 2012 a 2017 en Santa Cruz a las estimadas en el puerto de Las Palmas en el mismo periodo, en Canarias habrá un mínimo de 750.000 toneladas de arena del Sáhara Occidental. 

 

 

El Sáhara Occidental, situado al noroeste de África, se incluye entre los 17 territorios que no han alcanzado la plena descolonización y que están supervisados por el Comité Especial de Naciones Unidas. El conflicto aún no resuelto entre Marruecos y el Frente Polisario cuestiona el carácter lícito del comercio internacional con los recursos del Sáhara Occidental, un territorio rico en materiales como el fosfato, el petróleo, la pesca o los minerales.


Se trata de un debate que ya el 29 de enero de 2002 anticipó el entonces Secretario General Adjunto de Asuntos Jurídicos de la ONU, Hans Corell. Partía de la resolución 46/64 de la Asamblea General, emitida en 1991, que estipulaba que la potencia administradora u ocupante que prive o subordine los derechos de los pueblos a los intereses económicos extranjeros transgrede la normativa internacional.

Corell analizó los contratos entre Marruecos y empresas extranjeras para la exploración de los recursos minerales del Sáhara. Después insistió en su carta que “de seguir llevándose a cabo sin atender a los intereses y deseos del pueblo del Sahara Occidental, infringirán los principios jurídicos internacionales aplicables a las actividades relacionadas con los recursos minerales en los Territorios no autónomos”.

Aunque desde ese momento se paralizó el intercambio petrolífero, muchos países como España siguieron comerciando con Marruecos con otros productos sacados del Sáhara Occidental, como fosfato, harina de pescado o arena. En estos lazos, el Archipiélago ha participado de forma activa. El Gobierno canario, explícitamente, se ha tal definido en el mismo informe con los mismostérminos que utiliza Marruecos: “Gran Sur” y “Las provincias sur”.

Esta relación comercial ha seguido manteniéndose a lo largo de los años, pero el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha añadido un elemento novedoso al documento de Hans Corell. En la sentencia del 21 de diciembre de 2016 dictaminó que la zona del Sáhara Occidental quedaba fuera de los pactos entre Marruecos y el continente europeo, incidiendo en que el primero no puede exportar productos saharauis como propios.

Luz Marina Mateos, magistrada en Relaciones Internacionales y secretaria de la Cátedra Libre de Estudios sobre el Sáhara Occidental, comentó en un artículo incluido en el anuario de las Relaciones Internacionales del territorio que “la cuestión de los recursos naturales y la riqueza que posee el territorio saharaui es una de las principales razones por las que el conflicto no se resuelve.

Si bien las partes en este contencioso son Marruecos y el Frente Polisario, hay un entramado de interesesen el que están implicadas las potencias que se se sirven de esos recursos”.

El 22 de enero de 2018, el informe del abogado general de la Unión Europea Melchior Wathelet remarcaba que el acuerdo pesquero vulneraba el derecho del pueblo saharaui. Un mes más tarde, el 27 de febrero de 2018, el TJUE dictó que la zona saharaui ocupada queda excluida de los acuerdos pesqueros entre la UE y Marruecos.

Cabe destacar que no ha habido ninguna sentencia sobre otros productos, solo el petróleo y la querido mantener al margen de la actividad comercial y ha asegurado en diferentes ocasiones que se trata de una cuestión empresarial. A pesar de ello, la importación de productos ha continuado. Esta buena voluntad se ha manifestado en las periódicas visitas que las cámaras de comercio canarias han realizado al territorio saharaui auspiciadas por las autoridades marroquíes.

De hecho, la actividad de las empresas Canarias ha sido de vital importancia para Marruecos y, en particular, para su política económica en lo que Rabat denomina “las provincias Sur” o “el Gran Sur”, tal y como reconoce el Consejo Asesor Real para los Asuntos Saharauis (Corcas en sus siglas en francés): “para la recuperación de las provincias Sur el sector comercial, que es una actividad principal en esta región, ha dependido totalmente de las Islas Canarias”.

En esta línea, se han establecido conexiones directas entre los puertos canarios y el de El Aaiún. La Autoridad Portuaria de Marruecos lo define como uno de los “principales puertos de la Región del Gran Sur”, transportando anualmente una cifra aproximada de 5 millones de toneladas de hidrocarburos, fosfato y arena.

El buque Dura Bulk descarga arena en la Dársena Pesquera del Puerto de Santa Cruz de Tenerife el 27 de noviembre de 2017 / Rita Robaina

Proexca, Sociedad Canaria de Fomento Económico adscrita a la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, analiza periódicamente la actividad de los países del entorno africano, incluyendo informes relativos a las conexiones marítimas y aéreas con Marruecos, donde se incluye sin distinción alguna las infraestructuras del territorio del Sáhara Occidental pesca.

Ante la posibilidad de que la negativa comercial con la pesca se pudiera extender a la arena, fuentes de la Corte de Justicia de la Unión Europea no han querido hacer más comentarios: “ni de casos pendientes, ni de casos que estén ahora en curso, ni de la hipotética aplicación de la jurisprudencia a diferentes circunstancias en la medida en que podrían suponer un perjuicio para casos que pudieran llegar a la Corte”.

Tras varios correos electrónicos pidiendo una entrevista al abogado, no hubo respuesta. El Presidente de la Asociación Canaria de Amigos del Pueblo Saharaui (ACAPS) interpreta que el Frente Polisario es quien debe autorizar la disposición por parte de Marruecos de los recursos del Sáhara Occidental, y añade que “la importación de arena es ilegal” y que “intentarán denunciar el expolio de recursos en los tribunales”.

Si bien es cierto que, a raíz de las diferentes resoluciones, países que contaban con vínculos comerciales fuertes con Marruecos, como es el caso de Francia y Holanda, se plantean la posibilidad de abrir nuevas vías con otros países.

 

La entrada de la arena y su control

El Oak, el Trio Vega y el Dura Bulk son algunos de los barcos que han transportado mercancías del territorio saharaui a Canarias, según las denuncias de agrupaciones defensoras del pueblo saharaui como la ACAPS, el Western Sahara World Research (WSWR) o el partido político Equo en Gran Canaria.

La última de estas embarcaciones ha estado en diez ocasiones en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife el pasado año. En Gran Canaria también ha atracado en el de Las Palmas o el de La Luz.

Sin embargo, el acceso al histórico de escalas de la Autoridad Portuaria de Las Palmas no es posible, ya que solo se publican los del año actual. Se permite emitir una solicitud para acceder a datos anteriores, pero la resolución de estos requerimientos se alarga en el tiempo.

Ante la llegada de un buque de mercancías, es la Capitanía Marítima la que posee competencias sobre el tráfico, la protección y la seguridad. Así lo explica la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, quien además expone que su función es gestionar la entrada, la estancia y la salida delos buques a partir del Documento Único de Escala (DUE).

Este contiene información sobre la tripulación, las mercancías y el agente consignatario. En el registro de escalas se especifica que el Dura Bulk es un barco de ‘carga general’, una categoría que tal y como esclarece la Autoridad Portuaria incluye los materiales de construcción. En este proceso administrativo y de control Aduanas ocupa un lugar destacado.

 

Sentencia del Tribunal de Jusicia de la Unión Europea (2018) y la Carta del Asesor jurídico de Naciones Unidas (2002) donde declaran que no Marruecos no puede comercial con recursos petroléros y pesqueros en territorio del Sáhara Occidental

 

La Agencia Tributaria especifica que los operadores tienen la obligación de presentar declaraciones a la aduana respecto de las mercancías que introducen en Canarias. “Así, para el caso de un buque procedente de África que introduzca mercancía en el Archipiélago, debe presentar la declaración sumaria de entrada, el aviso de llegada, una declaración sumaria de depósito temporal y una declaración de aduana”.

A este control documental se le suma un control físico que consiste en verificar que la mercancía descrita en la declaración aduanera coincide con el objeto que se percibe. La importación de arena, según Aduanas, tributa en función de su tipo.

A priori se puede clasificar en dos partidas: arenas silíceas y cuarzosas (250510) y las demás arenas (250590). Según datos de Instituto Canario de Estadística (Istac), que remiten la Agencia Tributaria, y según datos de la Unión Europea, la arena está sujeta a un impuesto de importación cero.

El seguimiento que realizan las autoridades ante la entrada de estas mercancías presenta cierto oscurantismo. En esta línea, la concejala del Ayuntamiento de Las Palmas por el partido Equo Pilar Álvarez comenta que en 2017 desde su agrupación denunciaron la llegada del barco Key Bey a Gran Canaria, que transportaba aceite de pescado desde el puerto de El Aaiún.

“La Guardia Civil no tenía constancia del caso que estábamos denunciando”, aseveró. El desconocimiento también se convierte en un actor de este entramado. El periodista de canariasahora.com Iago Otero opina que “se ha hecho toda la vida y por eso se tiene como algo normal”.

Además, incluye que la vigencia del conflicto del Sáhara hace que el comercio y las decisiones dependan de Marruecos. Del mismo modo, valora que, por lo general, se considera que la arena es infinita, por lo que no se le presta atención.

“Con el caso Tauro, desde el Cabildo de Gran Canaria me decían que no podían hacer nada, solo posicionarse en contra mediante la palabra. Si bien es cierto que, aunque el Parlamento de Canarias o el Cabildo grancanario denunciaran, nada cambiaría. Solo se sancionaría a las empresas por incumplir la sentencia del TJUE”, concluye.

Efectivamente, las empresas e instituciones vinculadas a la importación y al uso de la arena del Sáhara son reacias a hablar de su negocio. Algunas compañías contactadas se han limitado a afirmar de forma genérica que “la arena llega del norte de África”, sin especificar el punto de origen.

También han derivado a otras empresas o a otras oficinas, sin facilitar información. Otras directamente se han negado a hablar. Ante este silencio, las respuestas de las compañías que operan al otro lado del mar tampoco han sido satisfactorias. Se ha intentado contactar sin éxito con Lâayoune Export, que exporta la arena desde el Sáhara.

Otras dos compañías del sector de la construcción ubicadas en la capital saharaui, Enterprise Manolo y Sakia El Hamra, afirman no dedicarse a la exportación de arena. 

 

14 euros en Las Palmas y 3 en El Aaiún

Lâayoune Export es una de las empresas citadas en el artículo publicado el 29 de junio de 2007 en el periódico marroquí Ajourd’hui. En él se afirma que circulan informaciones “contradictorias” sobre el precio de venta de la arena.

Mientras que en Las Palmas se cifra en 14 euros el precio de compra de una tonelada, en El Aaiún se ofrecen cifras “claramente inferiores”. La “tonelada se vende a tres euros” y por cada tonelada van 2.5 dirhams (moneda oficial del Reino de Marruecos) a la caja del consejo de la región, 11 a la oficina de desarrollo y explotación de puertos (odep) y otros 3 a la Commune Rural de Foum El Oued.

Al cambio actual, estas tasas supone un total de 1,5 euros. La información de las cifras en Las Palmas fue ofrecida a los periodistas en esa entrevista en 2007 por Javier Bolanos, responsable del departamento comercial de la empresa Granintra, que en la actualidad ha sido absorbida por Cemex.

En Tenerife, según datos facilitados por Pedro Machado, responsable del departamento de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, “ se importaron 43 mil toneladas por un valor que oscila los 590.000 euros en 2016″.

Mientras, en 2015, por 520 mil euros se trajeron 40 mil frente a las cuarenta y nueve mil toneladas comercializadas el año anterior”. Sin embargo, no se aportan datos de 2017 sobre esta actividad ya que, según la información recogida, aún no los manejan. “Hay que tener en cuenta que estas toneladas proceden de Marruecos; del Sáhara como tal no figuran ninguna importación”, explica.

Recalca que “son datos obtenidos de los movimientos declarados a través de Aduanas; oficiales”. En una segunda llamada, quiso esclarecer y recalcar que en la Cámara: “no conocemos las cantidades ilegales; eso no aparece en las estadísticas”.

Por ello, cree que la responsabilidad reside “en Aduanas, con su servicio de vigilancia en conjunto con la Guardia Civil, encargados de la lucha contra cualquier actividad de contrabando como la del hachís, aunque se trate de artículos ilegales no declarados”.

Ante la ausencia de información por parte de las empresas que concrete el origen de esa arena, más allá de la genérica procedencia marroquí, la única posibilidad de conocer el volumen de arena que se importa a Canarias desde El Aaiún es hacer un seguimiento de los barcos que salen desde la capital saharaui con destino a los puertos canarios.

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife ofrece un registro de escalas de los barcos que llegan a la isla, pero posteriores a 2012. Con esta información y sabiendo de antemano el nombre del barco que opera esta ruta, se puede hacer una estimación de las toneladas de arena.

En el registro no se especifica el contenido concreto de la mercancía, dado que se limita a poner ‘carga general’, ni tampoco las toneladas que llevan a bordo. La ausencia de declaraciones, tanto en el lado marroquí como canario, impide conocer las toneladas exactas que recalan finalmente en los puertos canarios.

Sin embargo, con algunos datos ofrecidos por las autoridades portuarias así por páginas que computan el tráfico marítimo internacional se puede hacer una estimación de las visitas y toneladas traídas a las islas.

El Dura Bulk atracó en Tenerife desde El Aaiún en 59 ocasiones entre 2012 y 2017, según los datos de la Autoridad Portuaria. Con una capacidad de carga de 3.007 toneladas, todas las visitas a Tenerife supondrían un total de 177.413 toneladas. Esto es en Tenerife porque los datos de la Autoridad Portuaria de Gran Canaria no son accesibles. Solo durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, el barco atracó en un mínimo de ocho ocasiones en Gran Canaria.

Si mantiene esta regularidad, supondría una media de 32 llegadas anuales directamente desde el puerto saharaui. Por lo tanto, podría rozar las 200 visitas en el mismo período de tiempo registrado en Tenerife.  Con esa misma capacidad de carga, las importaciones alcanzarían 601.400 toneladas desde 2012 hasta 2017.

Mirando al puerto de El Aaiún, con los datos registrados por la Agencia Nacional de Puertos de Marruecos, el puerto de Gran Canaria es el principal destinatario. Los informes anuales publicados por la ANP (en sus siglas en francés) cifran en un mínimo de 225.000 toneladas al año la exportación de arena, alcanzando picos de 369.305, como el registrado en el año 2010.

La exportación de arena es reconocida por la ANP marroquí junto a la grava y a las rocas como una de las principales actividades comerciales con Canarias, tal y como publica el periódico marroquí Le Matin  en 2005, en el que la Oficina de Explotación de Puertos de Marruecos cifraba en 989.000 toneladas la arena exportada a Las Palmas ese año.

Dos años más tarde, todavía con la construcción como una actividad en auge en Canarias, en un artículo en el periódico Ajourd’hui se contabilizaban 500.000 toneladas de media exportadas anualmente a Gran Canaria. Cifra muy superior a las estimadas con los datos publicados. Ni las empresas ni las instituciones que utilizan la arena importada han facilitado información alguna que pueda ayudar a conocer la cifra exacta, tanto en lo relativo a las toneladas como al volumen de negocio que se genera en esta relación comercial.

 


La arena y la construcción

La construcción es uno de los motores principales de la economía en Canarias. El geólogo y miembro de la Junta del Gobierno de la Sociedad Española de Mecánica de Rocas, Luis Enrique Hernández, afirma que los áridos se coronan como el material más utilizado en el Archipiélago en este sector.

Tal y como explica la Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos (ANEFA), se trata de una materia prima mineral que nace de las canteras y que, junto al cemento y el agua, forma los hormigones y el mortero empleados en la edificación.

La arena o árido fino, como la del Sáhara, se engloba dentro de esta clasificación. José Antonio Pérez, maestro de albañilería, asegura que la arena no se utiliza de forma directa en la construcción, sino que es mezclada con otros materiales como el mortero, una combinación de arena y cemento que se vende por sacos en el mercado con un valor medio de 4 o 5 euros, dependiendo de su calidad.

Además, Pérez explica que otros recursos como la panda contienen este tipo de arena saharaui, mezclado a su vez con cola y otros productos adhesivos para la utilización en bloques de hormigón. En Tenerife, los áridos para la fabricación dehormigón y asfalto se han obtenido tradicionalmente de diferentes canteras halladas en el valle de Güímar.

Según Hernández, esta zona suministraba el 70% de los áridos empleados en la construcción. Sin embargo, el geólogo apunta que sus usos no garantizaban la calidad ni los controles adecuados, ya que “al ser materiales triturados anteriormente por la naturaleza no se limpiaban de manera adecuada y pueden contener partículas de roca o suelo”.

Ante esto, Óscar Izquierdo, presidente de Fepeco, la patronal de la industria de la construcción en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, plantea que “hay áridos, pero por problemas burocráticos no se pueden extraer de forma legal”.

Hernández sitúa estos obstáculos como la principal causa de la importación de arena. “Su obtención desde lugares con excedente en arena beneficia al Archipiélago en aras de una construcción sostenible”. Sin embargo, el presidente de Fepeco, ante la pregunta sobre la importación de arena procedente de otros países, argumenta que se trata de procedimientos difíciles por la situación geográfica de Canarias.

“Produce más perjuicios que beneficios, no es una opción”, asevera. Además, insiste en la importancia de que los áridos adquiridos vengan con el marcado de Conformidad Europea (CE). Este sello aparece en los paquetes de arena de la empresa tinerfeña Áridos del Valle, acompañado por la etiqueta que clasifica al producto como Arena del Sáhara (Milán).

 

Fuentes: Marine Traffic, Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Agencia Nacional de Puertos de Marruecos Infografía: Natalia G. Vargas,Texeneri González, Itziar Perc y Andrea Domínguez y Rita Robaina

 

Desde esta compañía confirman que, efectivamente, se trata de un material procedente de este territorio y que “se compra directamente en el puerto de Santa Cruz”. Aunque remarcan que no importan el producto, sino que se limitan a comprarlo y luego ensacarlo para posteriormente comercializarlo, con gran utilidad para acabados más pulidos o también para terrarios y acuarios.

En su propia página web, se oferta ese producto, pero esta vez con el sello CE. El mismo sello que exige Fepeco y que aquí se obtiene solo con el simple proceso de empaquetado. Desde la empresa del Valle no se confirma el nombre de la compañía que les suministra la arena.

La empresa consignataria que gestiona la llegada del Dura Bulk a Tenerife y actúa como intermediaria entre el buque y la entidad destinataria de su mercancía es A. Pérez y CIA.

Esta remite a Yesos Canarias S.A., una entidad que se define como fabricante de yesos y materiales afines con filiales en las dos islas capitalinas y cuyos productos cuentan con el marcado CE. Su ubicación en la isla tinerfeña se sitúa en la Dársena Pesquera, incluida en la zona ZEC.

A pesar de que desde la sede de Tenerife no han querido hacer declaraciones, desde Las Palmas se ha afirmado que “la arena procede del norte de África”.Esta actividad ha generado históricas críticas por parte del Frente Polisario, tanto a nivel regional, nacional e internacional.

Su delegado en el Archipiélago, Hamdi Mansour, opina que “los empresarios canarios están comprando arena manchada de sangre del pueblo saharaui”. Además, acusa a los empresarios y al gobierno marroquí de robar arena al Sáhara y de “expoliar sus riquezas”.

El cónsul de Marruecos no ha podido responder a las cuestiones entre las que se ha preguntado por estas acusaciones, así como tampoco ha declarado sobre el comercio entre dicho Estado y el Archipiélago ya que ha sido operado y aún sigue convaleciente.

Tampoco ha contestado al cuestionario que se le remitió por correo electrónico. En Canarias se han identificado dos principales importadoras: Granintra S.A., empresa que fue absorbida recientemente por el grupo Cemex, y la transportadora Yesos Canarias S.A.

Sin embargo, a pesar de todas las incógnitas que existen alrededor de la utilización de este tipo de áridos en la construcción, las empresas nombradas no han querido hacer declaraciones de ningún tipo. Incluso la entrevista con Yesos Canarias, ya cerrada con antelación, fue cancelada minutos antes de la cita por parte de la empresa, justificando su decisión en que “no tenían nada que aportar”.

Por otro lado, Cemex también se ha negado a hacer declaraciones alegando que en esta empresa no se utiliza arena. Sin embargo, en su página web se puede observar que venden un material que denominan “Árido fino CEMEX” y que describe como “arena para la realización de hormigones y
rellenos”.

Tampoco hubo suerte con la empresa Cementos Especiales de las Islas (CEISA), la cual se dedica a la venta de diversos materiales dirigidos a la construcción. Además, tiene una fábrica hormigonera en el muelle de El Pajar, en Arguineguín. Sus declaraciones se limitaron a señalar que no importan arena y que la consiguen a traves de la empresa Gramelcan S.L.

Pero se sabe, según los datos registrados por Marine Traffic, que el Dura Bulk recaló directamente en el puerto de su cementera el 12 de noviembre de 2017. Las consultas a Gramelcan, la empresa que les suministra la arena, tampoco dieron resultado ya que, a pesar de que se comprometieron a facilitar información sobre su actividad, nunca llegaron a hacerlo.

Anselmo Fariña, portavoz de Sáhara Acciones, comenta que “las empresas se justifican con que «todo el mundo lo hace”. Además, “dicen que ellos solo lo compran, que, en todo caso, el culpable será el que lo vende. Ellos están pagando por esa arena”.

Pilar Álvarez, de Equo, asevera que “no se trata de un conflicto olvidado, pero sí relegado a un segundo plano. El derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui hay que ponerlo en la agenda”.

 

  LOS RODAJES INTERNACIONALES EN CANARIAS ¿PARAISO O ESPEJISMO?

LOS RODAJES INTERNACIONALES EN CANARIAS ¿PARAISO O ESPEJISMO?

Jorge Martín @jorgemartin77

Luis M. López @luismlopez96

Cristina Mahelo @CristinaMahelo

    gestion@360periodismo.com 

Los rodajes extranjeros han llegado para quedarse con numerosos beneficios y facilidades bajo el brazo. Pero, ¿es oro todo lo que reluce? La respuesta la tienen unos actores de reparto que no llenan páginas en los medios de comunicación: los barrios, productoras locales, cuerpos de seguridad, comercios y los extras.

Canarias acoge una serie de rodajes internacionales (Jason Bourne, Fast and Furious, Star Wars…) que arriban a las costas del archipiélago atraídos por sus paisajes y, sobre todo, unas ventajas e incentivos fiscales que convierten a las Islas en la novia perfecta del cine desde que en 2009 el Parlamento de Canarias declarase el sector audiovisual como estratégico. Dicho noviazgo tiene sus inicios a principios del siglo XX con la película alemana Si algún día das tu corazón. A ella, le siguieron otros afamados largometrajes como Moby Dick o Tirma, las cuales pusieron las primeras piedras de lo que actualmente parece ser un paraíso cinematográfico.

Según la consejera de Turismo Cultura y Deporte del Gobierno de Canarias, María Teresa Lorenzo Rodríguez, desde 2012 hasta 2016 han llegado 58 rodajes dejando en el archipiélago un total de 130 millones de euros. Además, de acuerdo con los datos de la Tenerife Film Comission, en 2016 en la isla tinerfeña se realizaron 116 producciones, cuyos ingresos rondaron los 6,5 millones de euros de media.

Los incentivos fiscales son el principal motivo por el que dichas estadísticas aumentan cada día. Estos se llevan aplicando desde el 1 de enero de 2015. En el caso de las producciones internacionales rodadas en Canarias el ahorro se aproxima al 35% del gasto invertido en la producción con un límite máximo de 4,5 millones de euros.

“El incentivo fiscal te ubica en el mapa del productor”. Concha Díaz

Concha Díaz, representante de la Film Comission de Tenerife, afirma que “el incentivo fiscal te ubica en el mapa del productor para elegir una localización. En otros países la proporción es distinta. Por ejemplo, en Colombia la devolución está entre el 20% y el 40%, pero solo para gastos locales, aquí en cambio corresponde al total de la producción”.

 

La cara oculta de las superproducciones

Estas superproducciones extranjeras dejan mucho dinero en las Islas, y así se refleja a bombo y platillo en los medios pero, ¿quiénes son los damnificados de este supuesto paraíso? El ciudadano de a pie, el trabajador local, el comerciante…

El rodaje de la película Bourne, en septiembre de 2015 en Tenerife, fue uno de esos largometrajes que tras el glamour ocultó una cara más amarga: la de los trabajadores de la empresa de seguridad, Tenservice. Estos denunciaron los supuestos engaños que habían sufrido por parte de sus empleadores. Una de las irregularidades que se dieron, tal y como relataron varios afectados, fue la desinformación. Más de 200 personas fueron citadas para firmar un contrato de varios meses y, días después, descubrieron que no era de vigilantes de seguridad, sino de celadores de edificios. Junto a esto se denunciaron las condiciones infrahumanas que tuvieron que soportar durante el rodaje con turnos de 12 a 15 horas al día y nulas medidas de seguridad.

Dos años antes, en Fuerteventura, la película que suscitó la polémica fue Exodus. Esta dejó a más de 30 extras sin sus respectivas ayudas por desempleo al haber trabajado solo un día cuando les prometieron un par de semanas.

Otro escenario de las recurrentes irregularidades fue Gran Canaria, a raíz de Allied. En este caso, los problemas vinieron con varios negocios situados en plena zona de grabación. Uno de ellos fue el restaurante llamado La Flower, situado en el quiosco de la Alameda de Colón. Allí se colocó un croma azul que impedía que fuera visto el establecimiento desde la parte exterior de la plaza. La lona gigante se mantuvo una semana más de lo prometido ocasionando importantes pérdidas económicas, en concreto cerca de 5.000 euros.

Impacto económico de los rodajes y películas rodadas en Canarias según el origen de las de las productoras / Luis M. López

 

El papel de las productoras canarias

Las grandes producciones procedentes del extranjero y del resto de España son las más mediáticas, pero existe un sector de productoras locales canarias que realizan cine en las Islas que no solo se queda en este territorio, sino que cuentan con proyección en el extranjero. “Lo que se está haciendo desde las productoras locales es tanto largometrajes como cortometrajes, documentales y coproducciones con empresas de fuera. Creo que estamos ahora mismo en un momento muy álgido con el cine hecho en Canarias”, asegura José Miguel Viña, de la productora El Viaje Films.

A su vez, participan de trabajos internacionales que recalan aquí, pues se crea un equipo combinado entre empresas extranjeras y canarias. “Los directores y productores extranjeros forman su equipo artístico principal allá donde ideen el proyecto, y luego lo traen para Canarias. Aquí completamos las posiciones que falten para llenar el equipo, que normalmente son muchas, ya que lo que impera son los números y poder hacer un proyecto lo más completo y rico posible con los recursos existentes. Por tanto, cuanto más equipo local cualificado se pueda aportar, mucho mejor, ya que se ahorran viajes, hoteles y dietas”, explica Alejandro Álamo, de la productora Volcano Films.

“Hay que generar proyectos aquí o en coproducción”. José Miguel Viña

El trabajo que se genera en las Islas durante la filmación de megaproducciones como Fast and Furious o Furia de Titanes, entre muchas otras, dan beneficios durante un tiempo determinado que abarca la duración del rodaje, y acaba siendo “pan para hoy y hambre para mañana”, en palabras de Viña. «Se debe generar una industria que se autoabastezca ella sola, que no dependa de los rodajes extranjeros, “sino que sea capaz de generar proyectos desde aquí o en coproducción”, afirma Viña. De esta forma, las grandes películas internacionales serían beneficiosas para Canarias, pero el sector audiovisual no tendría dependencia directa de ellas.

“Las empresas locales que más se benefician de estos rodajes son las que prestan servicios auxiliares como la construcción, hostelería, agencias de viajes o alquileres de coches”, asevera Álamo. Pero para que exista un verdadero beneficio en el sector cultural, las ayudas y subvenciones deben favorecer al sector audiovisual español, pues la inversión en cultura genera un beneficio social muy importante. “El cine español está muy mal subvencionado si se compara, por ejemplo, con otros países como Italia o Francia. De hecho, hay muchos cineastas españoles que se van fuera porque no pueden trabajar aquí al no tener apoyo”, asegura Viña. En el caso de Canarias, las ayudas que parecían estar frenadas durante un tiempo parece que han vuelto a resurgir. Sin embargo, nuestro sector audiovisual está a años luz de otros modelos.