MUJERES

La violencia de género lo impregna todo. En este escenario, los medios de comunicación desempeñan un papel fundamental para la erradicación de las conductas machistas. Pero lejos de lo que cabe esperar, el sexismo acapara módulos publicitarios, horas en pantalla y asientos en los despachos. Despachos, esos lugares en los que se veta a las mujeres y de donde parte la brecha salarial que desprestigia su trabajo frente al de sus homólogos, los hombres. En otro estadio emergen las múltiples violencias a las que ellas tienen que hacer frente: desde el maltrato hasta la mutilación genital femenina, pasando por el acoso o la violación. Frente a esto, las instituciones implementan políticas igualitarias que no frenan la ferocidad patriarcal del sistema. Esta se visibiliza también en el sistema judicial, que aún requiere de muchos avances para dar una respuesta efectiva y urgente a esta cuestión de primer orden. Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada tres mujeres que han mantenido relaciones sentimentales ha vivido episodios de violencia física o sexual. Se trata del delito de ser mujer.

Leer más