Historia de un pueblo olvidado

    gestion@360periodismo.com 

El Sáhara Occidental fue colonizado por el Reino de España en el siglo XIX. Desde 1976, cuando España desocupó la región, Marruecos ha reclamado la soberanía sobre el Sáhara a través de la Marcha Verde.

Desde la retirada española del territorio saharaui, Mauritania, Marruecos y el Frente Polisario (movimiento de liberación que persigue la autodeterminación del pueblo saharaui) ha estado sometido a un enfrentamiento armado por su control.

En 1979, Mauritania decidió abandonar el conflicto y dejó la autoridad casi por completo al gobierno marroquí. Con el fin de resolver la incertidumbre del pueblo saharaui, se creó la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO).

A pesar de ello, 39 años después, el lugar se mantiene ocupado por Marruecos, aunque España sigue siendo la potencia administradora. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) la situación del pueblo saharaui es “una de las crisis humanitarias más
duraderas de la historia”.

 En la actualidad, cinco campos de refugiados (Bodajor, Dajla, El Aaiún, Auserd y Smara) acogen alrededor de 165.000 personas que huyen de la guerra y la precariedad de la zona, que se mantiene vigente desde hace 40 años por la irresolución del conflicto.

Por ello, diferentes ONGs o los Cascos Azules intervienen para contribuir a la alfabetización de las personas jóvenes, así como evitar los posibles casos de desnutrición. Hamdi Mansour, delegado del Frente Polisario en Canarias, subraya que el territorio saharaui está separado por “minas antipersonas” que se extienden a través de 2.700 kilómetros.

De esta forma, se dividen en dos partes: El Frente Polisario y los campos de refugiados al Este, y la zona ocupada por Marruecos, frente a las Islas Canarias.

 

Lee el reportaje completo: La arena del vecino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *